Mons. José Ignacio Alemany

 

DOMINGO 15 DE MAYO

V DOMINGO DE PASCUA – CICLO C.


«CÓMO CONOCER A LOS DISCÍPULOS DE JESÚS”

Hay cosas que a nosotros nos pueden parecer muy lógicas y muy fáciles; como por ejemplo, que la salvación de Dios sea para la humanidad entera, sin ningún distintivo personal de color, raza o lengua.

Para el pueblo judío, en cambio, el hecho de que los apóstoles predicaran a los «gentiles»; es decir, a los «paganos», o sea, a todos los pueblos del mundo que no fueran los descendientes de Israel, les chocó muchísimo.

Para ello tuvo que intervenir el Espíritu Santo con prodigios muy concretos.

En la liturgia de hoy podremos admirar cómo el evangelio entró con mucha fuerza en las más diversas naciones.

Y los convertidos tenían tal seguridad en el evangelio de Jesús que pronto hubo una legión de mártires entre ellos.

  • Hechos de los apóstoles

Admiramos el recorrido especial de Pablo y Bernabé que iban por todas partes fundando comunidades de fe y en cada una de estas Iglesias «designaban presbíteros, oraban, ayunaban y los encomendaban al Señor en quien habían creído».

Otra cosa muy bella era que cuando regresaron a la comunidad de Antioquía que los había enviado a evangelizar «reunieron a la Iglesia, les contaron lo que Dios había hecho por medio de ellos y cómo había abierto a los gentiles la puerta de la fe».

Evangelizar con valentía y glorificar a Dios por la obra realizada y compartirlo con los hermanos debe ser siempre una buena tradición en la Iglesia de Jesús. También hoy.

Seguir Leyendo